lunes, marzo 10, 2008
Ya está aquí, ya llegó...
Hace poco más de un mes apareció Mario, que es el troglodita este que sale en la tira de fotos que hay al lado. Cómo no, a causa de la maldición que persigue a la familia Pinipón desde tiempos inmemoriales, nos pilló en bragas y tuvimos que hacernos a la idea de que íbamos a ser papás cuando YA estabamos siendo papás, sin tener preparado ni el nombre siquiera. Así que, como era de esperar entre nosotros, todo se resolvió deprisa y corriendo. Menos mal que esta vez salió todo bastante bien y que tenemos un pooquiiiiiito más de margen para montarle su cuarto: con el rollo ese de que se despierta cincuentamil veces por la noche tiene que dormir en nuestra habitación.

Y es que éste es el culpable de que mi taller esté siendo desmantelado. Ya me he despedido de las lacas durante una buena temporada por las obvias razones de salud del enano, y de momento y hasta que nos adaptemos el uno al otro, el montar se va a acabar por incompatibilidades de horario... o más bien por que me ha chafado cualquier tipo de horario.

Como primerizo que soy, cada cambio de pañal es una aventura llena de riesgos. Todo son estrategias por parte del enano para acabar orinandome y por mi parte para evitar ser orinado. Al principio parecía sencillo: abres pañal, ves la caca, coges toallita para limpiar y pssss, meadita. La cosa ha ido evolucionando: Abres pañal, limpias ojete, coges pañal limpio, psss, meadita. La cosa sigue in crescendo hasta límites insospechados, ahora el enano espera a estar limpito, gira 3/4 de vuelta, hace alguna monería para que bajes la guardia, apunta y dispara en el momento en el que no haya nada que se interponga entre él y yo. Adjunto lista de la cantidad de cosas que supone cambiar al mocosapiens:

- 1 pañal sucio con caca
- 3 o 4 toallitas húmedas dependiendo de la caca
- 1 mesa llena de pis
- 1 suelo lleno de pis
- 1 cambiador lleno de pis
- 1 trajecito de niño lleno de pis
- 1 pañal nuevo lleno de pis
- 1 pantalón de papá lleno de pis
- 1 rollo de papel de cocina para secar el pis rápidamente
- 1 niño protestando por que no le gusta estar con los webs al aire
- 1 papá orinado y desesperado
- 1 pañal nuevo colocado en su sitio
- 1 mamá escojonada observando la situación desde lejos (no se arrima, no)

De momento la comunicación con el enano es fulída, meaditas al margen. Hablamos mucho mucho, de carreras, de modelismo, del curro, de la ropa del siglo XVIII que algunas visitas nos regalan... Su opinión sobre mis comentarios suele resumirse en un "gaa!", en un "gñ gñ gñ" o en un sonoro cuesco de niño mayor. Otras veces se me queda mirando como diciendo "tas apañao, macho" o incluso se queda frito, que es casi peor. No me extraña. Papá, aburres a cualquiera.

A ver si creces pronto y te lías a montar esos cienes y cienes de maquetas que tengo pendientes...
3 Comments:
Anonymous Anónimo said...
Oyes jevy, no se te cae la baba no.
El niño no es tan malo, que yo lo he visto en directo, lo que pasa es que los padres (generalmente más el padre) lo ponento mu negro.
Y no toda la ropa que le regalan es del siglo XVII, eh????

Blogger JLHerranz said...
Al final el mayor enemigo del modelismo no va a ser la playstation sino las crias de homo erectus...

Anonymous Ramonet said...
jejeje que bueno eres, me lo he pasado bomba leyendo el post, muy divertido, tendrias que escribir mas que eres muy bueno.