viernes, noviembre 21, 2008
Shit happens! (III) - Vaya cerdada
Misterio misterioso de esos que misteriosamente sólo me pasan a mi, mirad esta foto:



La maqueta estaba lisita cuando la casi-terminé (le falta el minialerón), pero poco a poco, con el paso de los meses, se fue “inflando” hasta quedar como se ve en las fotos. No sé si ha sido culpa de la resina de Starter, de la imprimación tamiya, del rosa satánico conseguido a base de mezclar Ts49 con imprimación blanca o de la alineación de Júpiter con Saturno el día que la pinté. El caso es que Big Bertha pasó de ser una encantadora cerdita a ser una vieja cochina. Una pena, es uno de mis coches favoritos.







Lo peor de todo es que no es el único caso de mal envejecer que hay en mi vitrina. Tengo un GT40 (de mis primerisimos 43itos) que acabó con el barniz spray tamiya completamente cuarteado, al igual que le pasó al Focus que monté por las mismas fechas. Parece que el argumento de la carta astral empieza a ser sólido…
1 Comments:
Blogger Jorge said...
Vaaaaya putada. Con el curre de calcas que lleva y lo bonito que es el modelo.
Para mi que es la resina. Es un material muy inestable si no se mezcla de forma PERFECTA.
Y a mi que no terminan de convencerme los 43itos en resina...
Es una pena, con lo monos que quedan.

Kachis...